Los logros del 2019

Senadores Visto: 902

Bogotá D.C., diciembre 29 de 2019 (Columna s. Nicolás Pérez). ¿Qué se logró en el 2019? ¿Cuáles fueron los principales proyectos aprobados en el Congreso? ¿Cómo beneficiarán estas iniciativas al País? ¿En el 2020 tendremos mayores recursos disponibles?

En pocas horas estaremos dándole la despedida al 2019. No fue un año fácil. A pesar que los indicadores demuestran que Colombia está recuperando la senda del crecimiento económico, las tensiones políticas y sociales no se apaciguaron y, por el contrario, se recrudecieron en estos últimos meses.

En lo personal, finalizo este año con la satisfacción del deber cumplido. En el Congreso participé de manera activa en la aprobación de proyectos de vital importancia que serán las herramientas principales que tanto el Gobierno como el sector privado podrán utilizar para combatir problemáticas transversales que enfrenta nuestro País como: el desempleo, la corrupción o la inseguridad

 

En primer lugar, en la Ley de Crecimiento económico alcanzamos dos grandes éxitos: por un lado, logramos un gran acuerdo multipartidista en el que disminuimos la cotización en salud de los pensionados, de tal forma que no solo se beneficiarán quienes reciben 1 salario mínimo, sino que los que perciben 2 salarios también tendrán una reducción. En total, esta medida cobijará al 78% de los jubilados del País.

Por otro lado, conseguimos que los 2.8 millones de hogares más vulnerables de Colombia se vean beneficiados con la devolución del IVA a partir del 2020 y no desde el 2021, pues con nuestra proposición, que fue aprobada por la vasta mayoría del Senado, facultamos al Gobierno para que lo haga desde el próximo año

 

En segundo lugar, fui coordinador ponente de dos proyectos de vital importancia: el Plan Nacional de Desarrollo y el Presupuesto General de la Nación. En el primero, aprobamos cerca de $1.096 billones en el Plan Plurianual de Inversiones y evitamos que las entidades territoriales asumieran los costos de la atención en salud a la población migrante, pues esto habría afectado gravemente sus finanzas.

Asimismo, eliminamos el artículo que le imponía cargas parafiscales excesivas al sector cooperativo y evitamos que se aumentara la base de cotización de los trabajadores independientes.

En el segundo, logramos incrementar en un 16.7%, frente al 2019, los recursos de inversión. Es decir, destinamos casi $7 billones adicionales para llegar a un total de $47 billones. Además, aprobamos el presupuesto de educación más alto de la historia: $44.2 billones. Para el caso de Antioquia destinamos $1.1 billones para financiar 9 mega concesiones del Departamento.

En tercer lugar, adelanté un debate de control político donde denuncié que de las 30.680 aulas prometidas en 2015 con recursos del FFIE, fondo que depende del Ministerio de Educación, a 14 de junio de este año solo se habían entregado el 0.72%. Una herencia realmente crítica.


Además, de la totalidad de los proyectos el 66% se encontraban en riesgo medio-alto y alto de incumplimiento. En el caso de Antioquia, encontramos que había 54 proyectos en ejecución y de estos 10 se encontraban en riesgo medio, siete en riesgo medio- alto y 37 en riesgo alto. 


Afortunadamente, poco después del debate el Ministerio de Educación tomó cartas en el asunto, toda vez que logró renegociar la mayoría de los contratos que presentaban retrasos de forma tal que se dio respuesta a la problemática sin exponer a la Nación a futuras demandas millonarias.

En cuarto lugar, radicamos 9 proyectos de ley con la bancada del Centro Democrático y otros partidos, donde se busca, entre otras cosas, fortalecer la formación para el trabajo en Colombia, decretar a Medellín como Distrito Especial de Ciencia Tecnología e Innovación e involucrar a los padres de familia para que hagan veeduría a los recursos del PAE.

Finalmente, el pueblo antioqueño nos dio su respaldo en las elecciones regionales, donde consolidamos un gran equipo de trabajo con el cual no descansaremos hasta lograr dar respuesta a las problemáticas que vive a diario la comunidad. Mi inmensa gratitud con todos ustedes.

Para el 2020 deseo, entre muchas cosas, que logremos mantener las buenas proyecciones económicas del País, que se disminuya la tasa de desempleo, que el Gobierno inicie la devolución del IVA lo antes posible y que las familias colombianas tengan una mayor capacidad adquisitiva.

¡Felices fiestas y próspero año 2020!

 

 

Imprimir