Senadora Aida Avella insiste en que se puede encontrar fuentes alternas de financiación para el presupuesto

Senadores Visto: 1292

Bogotá, D.C. octubre 16 de 2019 (Prensa s. Aida Avella).- La senadora Aída Avella, de la UP, lista por la Decencia, radicó en el marco del debate de aprobación del Presupuesto 2020 en plenaria de senado, cuatro proposiciones, dos de las cuales, a juicio de Avella, ayudarían en el desfinanciamiento que tiene actualmente el rubro presupuestal.

La primera de ellas tiene que ver con la inclusión de un impuesto al patrimonio, para las empresas que tienen un patrimonio por más de 5 mil millones de pesos ($5.000.000.0000) sólo para la vigencia de 2020.

Este impuesto permitiría que se recuperara entre 1.5 y 2 billones de pesos al año, lo cual reduciría el déficit actual que es de 16.2 Billones de pesos.

Es de aclarar que esta medida que venía siendo aprobada regularmente en cada presupuesto desde el año 2003, el año inmediatamente anterior el Ministro Carrasquilla la excluyó para las empresas.

Las cifras demuestran que entre el 2012 y el 2015 se recaudaron 13 billones de pesos con esta medida.

La segunda proposición tiene que ver con un impuesto a las remesas empresariales, igualmente para aplicar sólo en la vigencia 2020, y el cual tiene por objeto que las empresas que saquen sus utilidades al exterior, paguen el 7% del total de lo que giran.

Esto permitiría igualmente recaudar un promedio de cerca de billones de pesos, que también entrarían directamente al presupuesto actualmente desfinanciado.
Este impuesto de remesas existió hasta el año 2006, fecha en la cual el Ministro Carrasquilla que se desempeñaba en ese entonces como Ministro de Hacienda, decidió eliminarlo técnicamente, bajándolo del 7% al 0%. Si esta medida se hubiera seguido aplicando, se habría recaudado entre 2007 y 2016, la cifra de 20 billones de pesos.

La tercera de las proposiciones presentadas por Avella, consiste en la eliminación del artículo 107 del proyecto de ley de presupuesto que permite incorporar el dinero de la venta de ISAGEN en el presupuesto actual.

En el pasado gobierno, estos recursos no entraron en el presupuesto, sino que se mantuvieron en el Fondo Nacional para el Desarrollo de la Infraestructura (FONDES), que financió la construcción de vías 4G.

Y la última proposición presentada es la solicitud de recursos para financiar estudios para la construcción de la vía Orocué – Yopal (Casanare), que es lo único que falta para que empiece la obra.

A juicio de la senadora Aída Avella, “Carrasquilla pareciera que trabaja a favor de las multinacionales, a las que les facilita pagar menos impuestos, mientras que a los ciudadanos les vende las empresas públicas, como ISA o como Ecopetrol”.

Imprimir