"No podemos seguir lamentando feminicidios, necesitamos acciones contundentes e instituciones competentes para erradicar todos los tipos de violencia contra la mujer": s. Ana María Castañeda

Senadores Visto: 374

Sincelejo, 17 de junio de 2020 (Prensa s. Ana María Castañeda).- La senadora Castañeda expresó que en Colombia existe una perpetración sistemática de violaciones a los derechos de la mujer, toda vez que, las instituciones siguen siendo frágiles en su labor de justicia y protección a la vida.

“Hemos aprobado leyes que tipifican un delito especial; como lo es el Feminicidio, para el cual se establecen penas severas, Pero que a fin de cuentas no constituye una verdadera garantía de protección. Nos encontramos bajo el amparo de un sistema judicial débil; compuesto de procesos sin celeridad y en muchos casos de autoridades negligentes que obligan a las denunciantes a desistir”, señaló.

Castañeda especificó el caso de las Comisarías de Familia, asegurando que mientras las cifras crecen y las denuncias aumentan, estas entidades siguen detenidas en el tiempo.

“Las Comisarías deberían ser pilar fundamental dentro del proceso, siendo la institución desde la cual se impulsa, y que debería propender no solo por la atención de las víctimas sino por un verdadero acompañamiento. Hoy son unas fachadas sin herramientas. Es inconcebible las innumerables quejas manifestadas ante el cierre de la mayoría de las comisarías de familia en el marco de la emergencia, aquí no estamos hablando de una entidad más que pueda cerrar la atención al público, sino de garantía a derechos fundamentales y protección inminente a la vida de quienes acuden a estas”, expresó.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades; desde quienes desempeñan funciones de policía judicial hasta los jueces, para que de manera efectiva se cumplan todas las etapas del proceso penal salvaguardando los presupuestos de legitimidad.

“Necesitamos que cada proceso sea culminado, obteniendo las víctimas protección, justicia y reparación. No podemos estar condenados a un sistema de simples denuncias, dejando a las mujeres a su suerte. No podemos seguir en lamentos efímeros que parecen un discurso habitual, sino acciones contundentes e instituciones competentes que nos permitan avanzar en la erradicación de todos los tipos de violencia contra la mujer”, finalizó.

Imprimir