Presidente del Congreso invita a instalar en la conciencia de quienes dirigen al país y en todas las esferas, un discurso de equidad

Durante el acto simbólico de instalación de la urna para estimular a sus colegas del Senado de la República, a reducir en 15% el salario.

Bogotá 3 de diciembre del 2019 (Comunicaciones Presidencia)- Para dar cumplimiento a lo anunciado sobre la propuesta de bajar en 15% el sueldo de los senadores, el presidente de la corporación legislativa, Lidio Arturo García Turbay, manifestó en su exposición lo siguiente:


 “Si empezamos desde ya (enero 1°) a descontarnos el 15% de nuestros salarios antes de la reforma constitucional que debemos hacer para formalizar la disminución y que radicaré con sus firmas el 17 de marzo; estaremos entregando un mensaje contundente, como ejemplo de brindar legalidad a una nación que reclama con justicia más equidad”.

A reglón seguido, García Turbay dijo: “Por supuesto esto no va a resolver el gran desafío que necesita el Estado colombiano donde lo que queremos es equilibrar las sendas de desarrollo y generar oportunidades equitativas para todos los colombianos”.

Así mismo expresó el alto dignatario: “De eso deben encargarse nuestros altos funcionarios en el ejecutivo, quienes fueron elegidos por la masa del electorado para que den cumplimiento a las leyes que a aquí aprobamos. Agregó: Esto incluye los Planes de Desarrollo que pasan por los debates congregacionales y a su vez son discutidos en las asambleas departamentales y concejos municipales.

Entre tanto, afirmó que para una persona de escasos recursos pueda llegar a la clase media, se requieren 11 generaciones según la organización para la cooperación y el desarrollo económico.

En China se necesitan siete y en Dinamarca dos generaciones. Ahí está el tamaño de nuestro reto de que seremos capaces con la responsabilidad que asumimos de ser voceros de las masas.

Pero si este gesto es seguido en razón de justicia y equilibrio por otros dignatarios del Estado, comenzando por la cabeza del ejecutivo, magistrados, Fiscal General, Procurador, Contralor, Registrador Nacional entre otros que devengan tanto como los congresistas. Podemos decir que estamos atendiendo y procediendo en beneficio de construir nación.

En el discurso del acto de apertura de la urna de cristal, Lidio García continuó diciendo: Y si además se suman los gerentes de federaciones y presidentes de Cámara de Comercio, que ganan tres veces más que nosotros, estaríamos dándole aplicabilidad a la Constitución Politica Nacional con el principio básico, que debe tener todo ser humano, como ser social, que es la solidaridad, solidaridad de la que tanto se habla y se pide a nuestros dirigentes y a los colombianos del común, que en vez de esta, practicamos es el egoísmo y la envidia. Si estas son las señales que serían más vigorosas para salir de nuestras dificultades.

Así mismo preguntó ¿No deberían los gerentes generales, presidentes de compañías privadas y directores de medios de comunicación, con ingresos que quintuplican lo que nosotros devengamos, estar haciendo las mismas reflexiones?.

El presidente del legislativo formuló otra pregunta, ¿Qué tal si entre todos, creamos un fondo común para hacer inversión social, los unos, o impactar positivamente los salarios de los trabajadores, los otros?,

Una vez más el presidente de la Cámara Alta,  se pregunta: ¿Que el presidente del banco devengue 50 veces lo que recibe uno de sus analistas?

Aquí no nos podemos equivocar, señores, el malestar de trabajadores y estudiantes no es solo por el gobierno actual o por los poderes estatales, sino sobre todo el modelo de sociedad que hemos construido a lo largo de nuestra historia.

“Que nuestra decisión, colegas congresistas, sea entonces una invitación para instalar en la conciencia de quienes dirigen al país, en todas las esferas, un discurso de equidad que luego se reproduzca en cada acto social, económico, religioso y social, que en adelante adoptemos en nuestro país”.

Finalmente, dijo que ese es el significado que tiene este momento, lo que se vive en las ciudades, en los departamentos, municipios y barrios, que nos llaman, a dar el paso del cambio.  Yo los invito a que dejemos la primera huella con la intención de construir la Colombia del progreso, progreso que no se debe frenar por la mezquindad de aquellos que ostentan la comodidad sobre los hombros de nuestros trabajadores.


Imprimir   Correo electrónico