“Educación, prevención y justicia, tres elementos para proteger a menores de abusadores”: senador Édgar Palacio Mizrahi

Senadores Visto: 346

El pronunciamiento lo hizo el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos y la de Infancia y Niñez, ante el caso del abuso de la menor indígena.

Bogotá D.C., 25 de junio de 2020 (Prensa s. Édgar Palacio Mizrahi). La afirmación se desprende luego de conocido el aberrante caso y emitir un pronunciamiento desde el Congreso de la República para repudiar el hecho y elevar una propuesta al Gobierno Nacional para que se desarrolle en el menos tiempo posible una política pública para evitar estos dolorosos hechos que afectan notablemente a las nuevas generaciones.

“Desde la Comisión de Derechos Humanos como en la Infancia y Niñez hemos venido analizando este tema en la legislatura con sesiones especiales con las autoridades y entidades del Estado para proponer una labor y gestión interinstitucional que apunte a establecer medidas urgentes, en las que se solicita la aplicación de talleres y actividades con los padres de familia y los menores para brindarles herramientas que apunten a la detección de los presuntos abusadores que en su mayoría, según Medina Legal, son realizados por familiares, amigos o allegados a las víctimas”, explicó el senador del partido Colombia Justa Libres.

Agregó que la articulación de estas acciones las debe encabezar el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, los ministerios de Educación, Justicia y del Interior como Fiscalía, Procuraduría y Contraloría generales y Defensoría del Pueblo, conformando un equipo que articule programas de educación en todos los establecimientos educativos de pre-escolar, primaria y secundaria en todo el país, como parte del pensum académico y de participación obligatoria, propuso el congresista.

Recordó que educar es prevenir y se convierte en la mejor defensa para evitar que los menores caigan en manos de estos seres infames que destruyen con sus aberrantes acciones las nuevas generaciones y futuro del país que dejan secuelas imborrables y de difícil recuperación.

Es urgente una verdadera efectividad del sistema judicial y facilitar priorizando los procesos en las denuncias como en los procesos de investigación y judicialización de los criminales, con acciones efectivas y ágiles para castigar drásticamente a los victimarios, dado que en la actualidad es triste que la impunidad sea la constante, si se tiene en cuenta que cerca del 90 por ciento de los casos denunciados queda en la impunidad, según ha dado a conocer el ICBF a propósito de este lamentable caso.

“Se hace necesario que el accionar de las autoridades y del Gobierno sea inmediato, no podemos seguir lamentando sucesos como el de la niña indígena y otros que llenan titulares de los medios de comunicación y se llenan de comentarios y anuncios, pero que no se resuelven y lo peor es que dejan a las víctimas solas en ese delicado proceso de afectación, mientras los responsables quedan en libertad o les aplican penas menores y salen de nuevo a abusar de niñas, niños y adolescentes”, reiteró.

Finalmente destacó que la pena de Cadena Perpetua, para estos casos se debe aplicar en poco tiempo y que sirva de escarmiento también para aquellos que pretendan violentar a los menores, pero lo más importante es la educación como medida que permita detectar a los victimarios que en su mayoría son sus allegados y se les brinde a los menores una adecuada protección por parte del equipo interdisciplinario, que propone crear, como medida que frene los casos de abusos que se incrementan día a día y que se convierten solo en estadísticas y no se detienen, concluyó.

Imprimir