Senado de la República

Estás en: Inicio

El andén del pacífico le apuesta a participar activamente en elecciones legislativas del 2018

El andén del pacífico le apuesta a participar activamente en elecciones legislativas del 2018 Prensa Senado

Esta región que recoge 16 municipios de cuatro departamentos: Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño, concentra los mayores problemas de orden público y social.

Bogotá, D.C., marzo 8 de 2018 (Prensa senado).- En víspera de las elecciones para elegir Senadores y Representantes al Congreso de la República el próximo 11 de marzo, es evidente que la región pacífica es la más afectada por los fenómenos de violencia y la pos desmovilización, por ser una región donde habitan las comunidades más pobres, abundan las hectáreas de coca y los grupos armados se disputan los territorios abandonados por las Farc.

El departamento más complejo es Chocó. El más pobre de todo el país y corredor estratégico para toda clase de grupos criminales por sus salidas al Pacífico, al Atlántico y frontera con Panamá. Por esto, desde que las Farc dejaron sus armas, esta región vive una fuerte confrontación entre el clan del Golfo y el Eln por el control de los territorios dejados por la insurgencia. Casi todo el departamento está cobijado con alerta temprana de la Defensoría del Pueblo y son constantes las noticias de desplazamientos masivos, homicidios y comunidades confinadas.

Chocó tiene 30 municipios, el potencial electoral según datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil es de 304.854 de los cuales 149.993 son hombres y 154.861 son mujeres. Hace cuatro años sólo sufragó el 45 % de la población apta para votar. En Cámara de Representantes le corresponden dos curules y actualmente sólo tiene un senador, elegido por la circunscripción especial indígena: Luis Evelis Andrade. En este departamento los partidos Liberal y Conservador se disputan las mayorías; aunque también tienen cabida otros partidos no tradicionales como Centro Democrático y Alianza verde.

De la región Pacífico también forma parte el Valle del Cauca, departamento que tiene el principal puerto del país sobre este océano: Buenaventura. Un municipio que en los últimos años se ha destacado por sus graves índices de violencia urbana, pues según los analistas de seguridad, por este puerto sale un porcentaje importante de la droga que se produce en el país.

Valle del Cauca ajusta el proceso para brindar las garantías electorales del próximo 11 de marzo; donde se cuenta según la Registraduría Nacional con 3’478.412 de los cuales 1´623.430 son hombres y 1´854.958 mujeres. Son al menos 150 candidatos, de 14 partidos, los que en este departamento se disputan los escaños al Senado y la Cámara de Representantes. Aunque todas las colectividades suman votos en las laderas de Cali y en municipios como Jamundí, Buenaventura y Palmira.

Pero el problema en el Valle del Cauca no es solo el político-electoral. La situación de riesgo, alertó la Misión de Observación Electoral (MOE), está estrechamente ligada con el tema de seguridad. Según Alejandra Barrios Cabrera, directora nacional de la MOE, reviste especial atención el tema de las consecuencias de los atentados que ha cometido el ELN y la fuerte injerencia de la guerrilla en el territorio.

Así mismo asegura que la intención de votar es vital, cree que la participación en estas elecciones va a ser una de las más bajas porque la gente siente mucha animadversión por los candidatos actuales y el clima político. “Ellos piensan que no votar es una forma de protestar”, precisa.

La situación en los departamentos de Cauca y Nariño no es diferente a los anteriores, pues las comunidades ribereñas de estos departamentos son marginales de la vida política de sus departamentos. En el caso de Nariño, la principal problemática que actualmente enfrenta es el caso de Tumaco, el segundo puerto de Colombia sobre el Pacífico, y el municipio con mayor número de cultivos ilícitos del país.

Por su parte el Delegado de la Registraduría en el Departamento de Nariño, Daniel Molano Piamba; .expresó que no hay alertas en los 64 municipios de Nariño y reiteró que hoy Tumaco es complejo por las  circunstancias  del tamaño del municipio, la cantidad de mesas y las dificultades para la movilización. Allí votan poco más de 50.000 personas para un total en Nariño de 1´113.147 integrado por 540.898 hombres y 594.282 mujeres; de acuerdo a los datos de la Registraduría Nacional.

Finalmente, sobre las aguas del Pacífico se encuentra el departamento del Cauca, cuyos municipios de López de Micay, Timbiquí y Guapi concentran los más alarmantes índices de pobreza, violencia y presencia de cultivos ilícitos del departamento. Estos tres municipios no alcanzan a sumar 25 mil sufragantes el potencial electoral en el departamento es de 952.024 según estadísticas publicadas por la Registraduría, cifra de la cual 466.837 son hombres y 485.187 son mujeres.

Así pues, el centro de las elecciones del posconflicto es sin duda la región Pacífica colombiana, donde la pobreza, la violencia y la criminalidad, le imponen a la población, prioridades diferentes a los derechos que le ofrece la democracia. De ahí que las elecciones de este domingo sean determinantes para que elijan representantes en el Senado y la Cámara que contribuyan a que esta región salga avante.


Síganos en Twitter y Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Ultima modificación: Jueves 08 de Marzo de 2018 16:53

Senadores en Twitter

Síganos en redes