Senado de la República

Estás en: Inicio

Transmilenio a sesión de control público en el Congreso

Esta fue la conclusión de la audiencia pública sobre derecho de los trabajadores y usuarios de transporte masivo en Colombia, citada por el senador Iván Cepeda y los representantes Ángela Robledo y Alirio Uribe.

 

Bogotá D.C., marzo 17 de 2017 (Prensa Senado).- La crisis del transporte masivo en el país, así como las alzas en el servicio y las continuas denuncias de usuarios, motivaron el encuentro en el que congresistas, ciudadanos, operadores, entre otros, le midieron el pulso al sistema de movilidad de Colombia y sobre todo de Bogotá.

 

En este sentido se analizó la situación de los trabajadores de Transmilenio, del Sistema Integrado SITP, las afectaciones a usuarios y las dificultades que presentan otros sistemas a nivel nacional.

 

Para el senador Iván Cepeda del Polo Democrático, el panorama es preocupante. “Se evidencia un colapso en el sistema, hay precarización en todos los niveles y las respuestas del ente privado son ambiguas. En consecuencia se citará a sesión de control público, estas empresas deben responder por los derechos de los ciudadanos”, enfatizó Cepeda.

 

Entre las funciones del Congreso, contempladas en la Constitución Política y en la Ley Quinta de 1992, se destacan la de control político y control público, para este caso se ejecutará la segunda.

 

Mediante control público se cita a cualquier persona, natural o jurídica, a efecto de que rinda declaraciones, orales o escritas, sobre hechos relacionados con las indagaciones que adelante cualquiera de las Cámaras.

 

El senador Cepeda se refirió, además, a que la tercerización y privatización de servicios públicos esenciales, como es el caso del transporte, a largo plazo termina por desplomarse. “Al pasar el tiempo la prestación del servicio se empobrece y la atención que brindan los privados se vuelve insuficiente”, denunció.

 

La audiencia pública sirvió de escenario, también, para que ciudadanos alzaran la voz respecto al anuncio hecho esta semana por la Alcaldía de Bogotá, sobre el ajuste en la tarifa de Transmilenio, la cual pasará de 2.000 a 2.200 pesos y la del SITP, de 1.700 a 2.000 pesos.

 

“Como usuarios exigimos soluciones de fondo, ¿para dónde se va el dinero por concepto de tiquetes que genera la operación diaria en Bogotá?, son 7 mil millones de pesos que recibe Transmilenio al día, es injusto el aumento de la tarifa”, expresó Bryan Rojas.

 

De las denuncias presentada por los usuarios, coinciden el hacinamiento en estaciones y buses, la inseguridad y la poca continuidad en el servicio.

 

Finalmente el Subgerente de Transmilenio, Gustavo García aseguró que la empresa tomará acciones con los concesionarios para garantizar el cumplimiento del manual de operaciones del sistema.

 

“El compromiso con la ciudadanía es que el sistema funcione apropiadamente, brindar un servicio de calidad, establecer una política tarifaria y sostener las finanzas para que sea más eficiente” expresó García.

Síganos en Twitter y Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Ultima modificación: Lunes 20 de Marzo de 2017 21:24