Senado de la República

Estás en: Inicio

Comisión Primera debatió impacto de erradicación de cultivos ilícitos mediante aspersión aérea con glifosato

“Esta no es la política conveniente, son más los costos, que los beneficios que trae para las comunidades y los campesinos, quienes son el eslabón débil, de la cadena del narcotráfico”, señaló el Senador Juan Manuel Galán.

Bogotá. D.C. octubre 5 de 2016 (Prensa Senado).-El senador Juan Manuel Galán –Partido Liberal-, citó este miércoles a un debate de control político sobre las implicaciones y consecuencias en el territorio colombiano, del Programa de erradicación de Cultivos Ilícitos mediante aspersión aérea con el herbicida Glifosato.

Entre los citados se encontraban los inistros de justicia y Derecho, Jorge Eduardo Londoño; de salud y protección social, Alejandro Gaviria; Viceministro de defensa, Aníbal Fernández; el fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez; el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, entre otros delgados concernientes al tema en cuestión.

El senador Galán, expresó que el objetivo del debate era presentar un balance costo-eficacia sobre la política de fumigación, para analizar qué funciona y hacer las propuestas pertinentes. “La fumigación aérea es muy costosa y poco eficaz en la erradicación de cultivos de coca, en cambio, la estrategia de atacar cristalizaderos es más eficiente, es allí donde se debe golpear el narcotráfico; es necesario recuperar actividades como recompensas por información para acabar con los laboratorios”.

Adicionalmente resaltó el alto costó de eliminar tan sólo una hectárea de siembra de hoja de coca, lo cual equivale a 72.000 dólares, y el costo de crear un cristalizador puede llegar a un millón de dólares.

“La disminución del número de hectáreas de cultivos, no implica disminución potencial en la producción de cocaína, el verdadero talón del narcotráfico son los laboratorios”, sostuvo el congresista del Partido Liberal.

Asimismo, el senador citante advirtió los peligros para la salud humana y animal, que provoca la aspersión aérea con glifosato, citó un estudio de la Universidad de los Andes que demuestra que el uso de dicho herbicida genera problemas dermatológicos y respiratorios, así como abortos.

A su turno el senador Alfredo Rangel –Centro Democrático-, indicó un aumento en siembra de cultivos ilícitos, “la siembra de coca se ha duplicado según fuentes de Naciones Unidas, y eso ocurrió en este Gobierno; estudios de la OEA señalan además que el glifosato no representa un riesgo apreciable para los humanos”.

Por su parte, el senador Hernán Andrade –Partido Conservador-, señaló: “no podemos negar que en el Gobierno del presidente Santos aumentó dramáticamente la siembra de coca, si no trabajamos el tema del narcotráfico, nada se gana con la paz”.

Entretanto, el senador Horacio Serpa –Partido Liberal-, indicó que los cultivos ilícitos no dependen necesariamente del gobierno, sino de diversos factores como clima, demanda, economía; también resaltó que la aspersión con glifosato ha sido ineficaz, “la mejor actuación que ha hecho el gobierno para combatir el narcotráfico, ha sido el proceso de paz, tenemos que luchar para que siga este proceso, las FARC quieren desmovilizarse, y se van a retirar del negocio de la coca”.

El senador Armando Benedetti –Partido de la U-, expresó: “se debe atacar los altos eslabones, y no los débiles, que son los campesinos y cultivadores”.

La senadora Claudia López –Alianza Verde-, señaló que estaba comprobado por estudios nacionales que la erradicación de cultivos ilícitos con glifosato no han sido útiles, además de anotar que hay certeza de que la aspersión aérea con glifosato, tiene efectos negativos sobre la salud. “Hay que concentrar esfuerzos donde está la cadena de valor, que es en los cristalizaderos y lavadores de plata”, puntualizó.

Intervención de los citados

El ministro de Justicia, Jorge Eduardo Londoño, expuso que quienes menos perciben lucro del negocio del narcotráfico son los cultivadores, quienes reciben 1.4% de los ingresos totales.

“No es posible lograr una solución sin enfoque territorial, deben ayudar los gobernadores y alcaldes, quienes administran estos territorios”, señaló Londoño.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, resaltó los graves problemas que trae la fumigación con glifosato, tal como lo indicó el senador citante, especialmente en la piel, en embarazos y en el sistema respiratorio.

Gobernadores de Nariño y Caquetá, expusieron la falta de intervención por parte del Estado en estas zonas, por lo cual los cultivos ilícitos aumentan y traen devastadoras consecuencias en sus respectivas regiones, y específicamente en la salud delos habitantes.

El debate culminó con la intervención del senador Galán: “creemos que esta no es la política conveniente, son más los costos, que los beneficios que trae para las comunidades y los campesinos, quienes son el eslabón débil, de la cadena del narcotráfico. Hay que concentrar la fuerza donde está el negocio, donde más les duele a los narcotraficantes, es decir, en los cristalizaderos y grandes laboratorios, allí debemos concentrar las acciones del estado. A las comunidades debemos responderles con desarrollo alternativo, acceso a crédito y presencia territorial del estado”.

Síganos en Twitter y Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Ultima modificación: Martes 11 de Octubre de 2016 16:12

Senadores en Twitter

Síganos en redes