Senado de la República

Estás en: Inicio

Senadores del Caribe opinan a favor y en contra de posibles zonas de concentración en ese territorio

Senadores del Caribe opinan a favor y en contra de posibles zonas de concentración en ese territorio Prensa Senado

Aunque la posición frente a lo que significa el logro de la paz en Colombia es favorable, los senadores costeños no se apartan del análisis de lo que representaría el establecimiento de estas zonas en esta región y de todo el esfuerzo estatal que ello demandaría para garantizar la estabilidad de la población civil.

Bogotá D.C., febrero 29 de 2016 (Prensa Senado).- Esta semana que finalizó se dio inicio en sesión conjunta de las Comisiones Primeras de Senado y Cámara, a la discusión del proyecto de ley mediante el cual el Gobierno Nacional propone la modificación del artículo 8° de la Ley de Orden Público con el fin de establecer las que serían las zonas de concentración para los desmovilizados de las Farc tras la firma de los acuerdos de La Habana.

De igual forma, a través de esta iniciativa, se busca le sean otorgadas facultades especiales al Presidente de la República para levantar las órdenes de captura de los guerrilleros rasos de las Farc que dejarían las armas e iniciarían un proceso de reintegración a la vida civil.

Si bien es cierto la posición de la mayoría de los partidos con representación en el Senado de la República es positiva frete a la intención de la paz, pero esto, a juicio de varios de sus miembros, no se traduce en que pasarán por alto el análisis concienzudo de las implicaciones que esto traería, en este caso específico, para los territorios en donde se definan dichas zonas.

La región Caribe ha sido una de las más afectadas por el accionar de grupos al margen de la ley, tanto guerrillas, paramilitares, bandas criminales, entre otras organizaciones que utilizan la violencia para imponer sus reglas, las cuales han sacudido esta región que poco a poco viene recuperándose de los estragos de la violencia.

Frente a esta nueva realidad en la que el panorama es un posible escenario de posconflicto tras la refrendación de los acuerdo de paz por parte de los colombianos, el escenario político, social y económico, cambiará totalmente en el país y las regiones tomarán protagonismo ante lo que sería una segunda fase de este proceso.

De acuerdo con esta inminente realidad algunos senadores naturales de los departamentos que integran la región Caribe y que tienen un escaño en el Senado, han manifestado sus puntos de vista al respecto.

Departamento de Córdoba


El pasado 16 de febrero en la instalación de las sesiones extraordinarias del Senado, el senador Daniel Cabrales, del partido Centro Democrático, presentó una constancia a través de la cual sustentó su rechazo a la idea de establecer dos zonas de concentración para las Farc en el departamento de Córdoba, cada una con al menos 1.800 guerrilleros.

Cabrales sentó su posición ante el hecho, de que, según lo señaló, actualmente existe la presencia de células de las Farc en varias zonas al sur del departamento, "esto en razón a que cerca al Nudo de Paramillo existen extensos cultivos de coca con los cuales estos terroristas se ven beneficiados, en esta zona de Puerto Libertador y otra en Tierralta quieren conformar zonas de concentración de las Farc, con esto solo se evidencia que los terroristas buscan áreas de concentración en conocidos corredores del narcotráfico, para seguir delinquiendo", aseguró.

Recordó además que desde el Centro Democrático se han propuesto las zonas de concentración, pero también resaltó que las condiciones de seguridad no están dadas en su departamento para albergar a 3.600 guerrilleros de las Farc.

Departamento de Sucre

El departamento de Sucre también fue escenario de las manifestaciones violentas tanto por parte de grupos paramilitares como de la guerrilla, y respecto a la posibilidad de que en este departamento se defina una zona de concentración, el senador sucreño Antonio Guerra de la Espriella, de Cambio Radical, sostuvo que es el Gobierno Nacional el que debe dar todas las garantías para que esos territorios donde se establecerán dichas zonas no se conviertan en zonas de despeje.

"Para que en Sucre se de una zona de concentración y la gente atienda ese llamado, teniendo en cuenta que este departamento fue muy golpeado por la inseguridad en el pasado, hace absolutamente necesario que el Gobierno Nacional defina un acompañamiento social y económico para el área donde eventualmente se definan estos sitios de concentración", sostuvo el Senador.

Departamento de Bolívar

En este mismo sentido, la senadora Nadial Blel Scaff, del partido Conservador y oriunda del departamento de Bolívar, manifestó que su departamento es un territorio de paz protagonista de cada uno de los mecanismos y políticas estructuradas para el posconflicto, pero que se hace necesario desde el Congreso estudiar algunos postulados y posiciones que deben ser estudiados con el fin de que en estos territorios donde se establezcan zonas de concentración de las Facr, se garantice la soberanía del Estado y la protección de la población civil.

"Estas zonas deben establecerse alejadas de los centros poblados con el fin de no alterar las condiciones de vida de la población. Bolívar es una territorio que ha sido golpeado por la violencia, los Montes de María han sufrido por muchos años los estragos y el atropello del conflicto. Por lo tanto no podemos imponer, nuevamente, una carga a la población civil", argumentó la parlamentaria.

Añadió que en los colombianos persiste el temor debido a experiencias pasadas en donde las zonas de despeje fueron utilizadas para perpetuar delitos de secuestro, extorsión, asesinatos y ataques a la población civil especialmente a la mujer. "Las mujeres son las que más han sufrido a causa del conflicto interno en nuestro país ya sea por la pérdida de sus hijos o espesos, o por ser víctima de muchos delitos contra su integridad".

Dijo además que se deben establecer políticas sociales y comerciales que hagan más fácil la adaptación y la rehabilitación al sistema social, "así será mucho más fácil que esta población desarmada pueda incorporarse a la sociedad al otorgársele herramientas que posibiliten el ejercicio de una vida en condiciones dignas".

Por último, agregó, "se deben adoptar meditas para preservar el orden público y la seguridad de las poblaciones vecinas. No queremos que por estar cerca de una población civil estas zonas vayan a constituir un impacto negativo en los planes de desarrollo y demás políticas sociales y económicas impulsadas en la región. Si le damos un debate claro a esto, si se establecen unas políticas claras frente a estas zonas, será mucho más fácil mantener la soberanía del Estado colombiano y ante todo la protección a la población civil durante nuestro período de paz".

Síganos en Twitter y Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Ultima modificación: Martes 14 de Febrero de 2017 16:47

Senadores en Twitter

Síganos en redes